domingo, 4 de julio de 2010

MI ABOGADO SE VENDIO Y POR TAL RAZON PERDI MI JUICIO

MI ABOGADO SE VENDIO Y POR TAL RAZON PERDI MI JUICIO.

La anterior es una expresión vulgar pero muy invocada por algunos clientes que se niegan a admitir que perdieron un juicio por la falta de pruebas y en la mayoría de los casos por la inexperiencia, falta de conocimiento del asunto y poca ética profesional de su abogado defensor.

Para mejorar la administración de justicia no basta con reformar al Poder Judicial y exigir responsabilidad a los jueces por su desempeño, sino que también es indispensable reformar la manera y las condiciones en que se ejerce la abogacía en la actualidad, que se caracterizan, entre otras circunstancias negativas, por el casi nulo sistema de responsabilidades frente al cliente a que están sujetos los abogados postulantes. El juez no es el único, y en ocasiones tampoco el principal, responsable de una baja calidad en la administración de justicia, ni de la falta de credibilidad en ella. En el mejor de los casos, la responsabilidad es compartida.

No debe perderse de vista que en ocasiones es factible ganar los juicios, empero existen otros que nacieron con nulas posibilidades de éxito debido a la impericia de los abogados patronos.

Existe, a todos los licenciados en Derecho, un segmento muy importante, en número, del gremio postulante que, no obstante tener el título de abogado, carece de los conocimientos técnicos suficientes para desempeñar de modo cabal la delicada labor de defensa jurisdiccional de sus clientes, y también los que, teniéndolos o no, no respetan ningún principio ético en su conducta profesional.

Existen factores que desencadenan la mala defensa de los asuntos que se les encomiendan a los abogados, entre dichos factores se encuentran: a) La posibilidad de que se permita ejercer el litigio sin mayor requisito que el de un título expedido por un centro de enseñanza, lo cual no garantiza una calidad profesional mínima. b) La creciente proliferación de centros de enseñanza en los que se imparte la Licenciatura en Derecho, sobre los que no es posible un control acerca de su calidad académica. c) La ausencia de un sistema de control del ejercicio de la abogacía, de sistemas disciplinarios, de códigos de conducta o ética profesional. d) La ausencia también de un régimen de responsabilidad civil o administrativa por el incorrecto ejercicio de la profesión y el precario régimen de responsabilidad penal y e) La ausencia de legislación que promueva o autorice la colegiación obligatoria.

Los abogados litigantes no están sujetos a ningún régimen de responsabilidades ni a uno disciplinario frente a sus clientes o de cara a la sociedad, un gremio caracterizado por la desigualdad, que se integra tanto por abogados competentes y honestos como por profesionales incompetentes y/o deshonestos.

La abogacía es una profesión cuyo ejercicio es plurifacético, es una profesión que en la actualidad se desempeña en muchas áreas de diversas naturalezas, como son, por mencionar algunas, la academia especializada, la consultaría o asesoría, la judicatura, la notaría pública o
correduría, la agencia aduanal y, por supuesto, el litigio, quizá su más ortodoxa y pura expresión.

Es por todos sabido que existen muchos abogados que inventan a sus clientes múltiples confabulaciones respecto a los jueces, en algunas ocasiones para, en forma ilícita e inmoral, obtener de ellos un peculio no devengado, en otras para justificar su propia torpeza e ineptitud. Muchas veces dudamos de que las manifestaciones o intenciones del postulante en realidad correspondan a las intenciones del directamente interesado en la causa.

El juez que advierte que el postulante es incompetente, negligente o inepto, nada puede hacer y tampoco como rector del proceso puede externar esa opinión a las partes directamente involucradas en un litigio. Sin embargo, nuestra legislación debería facultar al juez para destacar en su resolución, cuando lo crea necesario, y al margen de su juicio sobre la cuestión controvertida, su perspectiva sobre la conducta procesal que observó tal o cual parte o litigante, y entonces sancionar las conductas temerarias o de mala fe que haya advertido o resaltar la ineptitud, de ser notoria, negligencia o impericia del abogado bajo un sistema de sanciones graduadas que incluyan desde la suspensión temporal hasta la definitiva del ejercicio de la profesión.

Retomemos nuevamente la frase "Mi Abogado se vendió y por tal razón perdí mi juicio".

Esta frase vulgar denosta al abogado especializado, que a diferencia de otros, además del conocimiento en la materia cuenta con la infraestructura adecuada para la atención de sus clientes.

Son muchas las ocasiones en las que los clientes contratan a abogados o pseudo abogados para que les lleven sus casos, sin cerciorarse si dicha persona cuenta con cédula profesional, alguna especialización, maestría o documentos que acrediten su capacidad profesional.

La mayoría de las veces no son contratados en despachos u oficinas establecidas. Los clientes no cuestionan al profesional su conocimiento sobre la materia sobre la que versará el juicio; no se fijan si tiene una oficina, teléfono, bibliografía, si tiene acceso a un boletín judicial, entre otras cosas.

Esa clase de clientes sólo quiere ver resultados favorables e incondicionalmente creen que la justicia se arregla a través del dinero que el abogado les pide para "gastos"; asimismo de la misma forma creen en los grandes "contactos" que dicen los abogados tienen en los aparatos de impartición de justicia.

Suena increíble pero algunos clientes creen que el abogado que más honorarios les cobrará por sus servicios es el mejor; amén de que jamás preguntan sobre cuál será el monto de los honorarios y cuál el que corresponderá a "los gastos extraordinarios" tales como dádivas al personal del juzgado, costo de copias del expediente, entre otros.

Así, y ante la falta de verificación del la experiencia profesional del abogado que contratarán confían ciegamente confían en que su caso será favorable a sus intereses y ante la impericia e inexperiencia del postulante en cuestión, y al haber perdido su caso, utilizan la expresión "Mi Abogado se vendió y por eso perdí el juicio" o bien, "Mi contrario dio más dinero al juez, quien falló a su favor."

A todo esto debemos agregar que efectivamente existen abogados que, sin ser especialistas en una materia, toman los casos que les presentan sus clientes indiscriminadamente, lo cual denota su falta de ética profesional y profesionalismo. ¿A caso no sería más honesto cobrar por la consulta y remitirlos a un especialista?

Un verdadero profesional en Derecho, debe conocer sus limitaciones, aceptar su desconocimiento en ciertas materias y tiene la obligación inexorable de explicarle a sus clientes su táctica de ataque y cómo se puede defender su contraparte, el alcance las pruebas, la existencia de jurisprudencia sobre el caso y los criterios que los distintos órganos de impartición de justicia adoptan sobre el caso en particular, subrayando las consecuencias que tiene no acudir a las audiencias, así como el riesgo de que no firmen las promociones necesarias para la prosecución del juicio.

La siguiente pregunta es para los clientes ¿Por qué cuesta tanto trabajo aceptar que contrataron a un abogado inepto o inexperto y en su lugar afirmar que dicho profesionista se vendió?

Así como cuando ocurre con los médicos, es válido verificar si su abogado pertenece a un colegio, a alguna asociación profesional y si tiene su cédula profesional debidamente registrada ante la Secretaría de Educación Pública, siendo lo más importante verificar si es especialista en una materia en específico, pues los abogados "todologos" no pueden, ni deben prometer éxito en un negocio cuya materia desconocen.

Por último, ya que no es común, se recomienda siempre celebrar un contrato de prestación de servicios profesionales con el abogado, donde se establezcan claramente los derechos y obligaciones de las partes, esto le dará seguridad al cliente y al abogado, pues ante una mala defensa se podrán ejercitar las acciones legales derivadas de ese convenio correspondientes contra ambos contratantes.

Espero sus opiniones.

6 comentarios:

  1. TUVE UN ACCIDENTE IN ITINERE, EN LA ESQUINA DE MI CASA, DOS INDIVIDUOS CON INTENCIONES DE ROBO, ME BALEARON EN EL MUSLO DERECHO. Herida de arma de fuego con entrada y salida a la altura del muslo. NO COMPROMETIO HUESOS NI ARTERIAS, SOLO CAUSO UNA LESION GRAVE EN EL NERVIO CIATICO POPLITEO EXTERNO, QUE CAUSO QUE TENGA UN CAMINAR CLAUDICANTE E INSENSIBILIDAD EN DEDOS Y PLANTA DEL PIE SIN NIGUN TIPO DE FLEXIÓN. MI ABOGADO, REDACTA EN LA DEMANDA CONTRA LA A.R.T:, HERIDA DE ARMA DE FUEGO EN RODILLA DERECHA¿? Y AFIRMA QUE TENGO UNA INCAPACIDAD DEL 18% FISICA, Y DEL 29% PSICOLOGICA. SIN AMPARARSE EN UNA EVALUACION DE UN MEDICO LEGISTA, SINO POR PURA ESPECULACIÓN. DIJO QUE NO HAY TESTIGOS DEL ACCIDENTE¿? CUANDO INTERVINIERON VECINOS, POLICIAS Y FAMILIARES. LA A.R.T. RECHAZA LA INCAPACIDAD POR CARECER DE PRUEBAS, Y TIENEN RAZON. QUE OPINA DE ESTO? YO ADMIRO LA TAREA DE LOS ABOGADOS, Y ES COMO TODO SIEMPRE HAY OVEJITAS NEGRAS. Saludos y muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Pero si se venden los abogados señores, en mi caso particular, se me acaba de vender el segundo abogado, el primero me perdió todo el juicio el segundo y con mi gran apoyo y apoyada en un excelente abogado logró quitarme la sentencia en mi contra que me aventó el primero, pero primero me perdió dos apelaciones muy innutil no cabe duda, posterior a que me logra quitar la sentencia en mi contra, a base de mentiras me paro todo mi juicio por largos 10 meses cuando se ve descubierto abre otro juicio sin concluir el primero, por lógica el juez no me reconocería como la viuda de mi marido, era una anulación de un simple divorcio administrativo, dado y mi marido negó a nuestro menor hijo de escasos dos años de edad motivo suficiente para dar paso a la anulación...nunca hice nada, pasan los años, mi marido se va a vivir con una tipa y inventa que se casa, cosa y era falsa, mi divorcio jamás tuvo validez porque se negó a un niño de dos años...estaba lleno de vicios de nulidad...total....fallece...sale una pensión de viuda del ISSSTE y debía iniciar los tramites de anulación de mi divorcio y demostrar y mi marido negó al niño, y ya anulado se anulaba en automatico el otro matrimonio de mi marido......habia mucho dinnero dentro de su intestado y sus propios amigos me bloquearon y me compraron al segundo abogado y posterior a que me quita la sentencia en mi contra los Magistrados debió ratificarla en el juzgado y no lo hizo, a base de mentiras me paro todo el juicio....lo platico para que vean y si se venden los abogados....Francisco Valdes de Anda se llama el abogado que se vendió radica en Aguascalientes para que jamás lo contraten........

    ResponderEliminar
  3. excelente artículo sobre un tema que da para escribir y escribir por mucho tiempo, somos abogados de seguros

    ResponderEliminar
  4. Osea cuando tú abogado no te avisa que te debes de presentar a tu caso por qué todo está bien , que el está llevando todo y que no te preocupes , por qué tú contraparte no está haciendo nada , y de repente te das cuenta que tu contra parte lleva meses actuando y le vuelves a preguntar a el abogado y te dice no todo está bien , y tú abogado cuando no salía mi del df ya se va hasta Canadá ??? Y me acabo de enterar que me van a dejar en la calle por qué no presente a audiencias por qué mi abogado no me dijo nada ??? Si eso no es venderse no se que sea entonces

    ResponderEliminar
  5. Que desagradable Joaquin y ( Anónimo) que se hayan topado con esos dizque abogados‼ En los 2 Casos ( Claramente se Vendieron) Es un Grave Problema el toparse con Abogados y no tienen ética y solo sacan sus honorarios por adelantado y ; Paran los Juicios y le mienten a sus clientes de que; ( Todo esta bien) debe de haber un Estricto Control para que dejen litigar a los Abogados en especial en ; Aguascalientes, secreto a voces y el Presidente Magistrado enfrenta graves problemas y muchas quejas de distintas personas, porqué no tienen Ética varios Seudo abogados y vilmente se Venden‼ Que Desagradable‼ a Denunciarlos Señores @

    ResponderEliminar
  6. Yo estoy en una situacion difícil mi abogado no metió la demanda a tiempo para una reinstalación y se enojo porque no quise aceptar un acuerdo , ya le urgía terminar la demanda y me querían dar menos de lo que establece la ley , no se que hacer tengo miedo que el abogado no me avise de las audiencias y pierda definitivamente la demanda laboral

    ResponderEliminar